¿Lo sabías?
 
 
Producimos más de 6100 kilos de pasta de papel en el mundo cada segundo, es decir una producción mundial de 193 mil millones de kilos al año.
 
¿Está la ciudad de Valencia preparada para adoptar un modelo de movilidad más sostenible? ¿Y nosotros, lo estamos? El próximo sábado, 27 de noviembre de 2010, a las 11 de la mañana, en Valencia, el equipo aktúa España y un grupo de voluntarios llevarán a cabo una acción que tratará de dar respuesta a estas y otras preguntas sobre la movilidad urbana en esta ciudad. La acción, denominada Valencia MUÉVETE! y enmarcada en un proyecto de comunicación y educación para la sostenibilidad, consiste en cruzar la ciudad de un lado a otro, desde el Parque del Oeste hasta el Edificio del Reloj del Puerto. Un recorrido de aproximadamente 6 kilómetros que los voluntarios realizarán en diferentes medios de transporte: a pie, en bicicleta, con patines, corriendo, en bus, en metro, en coche, en bici y moto eléctricas, en silla de ruedas, en segway…,¡súmate!
 
Las reservas de agua por habitante y por año son de 6.600 m3 en 2010, y las previsiones indican que en 2025 ellas serán de 4.800 m3. Las reservas de agua en 1995 eran de 15.000 m3/año/hab. La penuria global de agua se dará cuando éstas reservas lleguen a 1.700 m3/año/hab.
 
Para el transporte de mercancías, que viva el tren: con la energía equivalente a 1 kilo de petróleo por tonelada de mercaderías, un camión recorre 58 kilómetros, mientras que un tren recorre 111.
 
Es importante no confundir clima y tiempo. El tiempo varía a corto plazo, e incluso puede ser cambiante e imprevisible en cuestión de horas. El clima es la media del tiempo atmosférico a lo largo del tiempo y el espacio. Los cambios naturales del clima son graduales; se desarrollan durante milenios para que incluso las pequeñas variaciones se conviertan en norma. En las últimas décadas, sin embargo, las climas han cambiado más rápidamente de lo que la flora, la fauna, las personas y los lugares pueden adaptarse.
 
Los cargadores de teléfonos móviles pueden llegar a utilizar hasta 5 W de electricidad cada hora cuando están enchufados, incluso cuando no tienen ningún teléfono conectado. Desenchufa el cargador cuando no lo utilices y evitarás la emisión de 7 kg de CO2 al año.
 
Clima: Cerca del 30% de las especies vegetales y animales que habitan la Tierra corren el riesgo de desaparecer si el alza de la temperatura del planeta supera 1,5 a 2,5ºC. Según los últimos datos científicos del IPCC, esto podría ocurrir antes del 2050.
 
120.798 megavatios de energía fueron producidos en el mundo por parques eólicos en 2008. En 2009 se instalaron turbinas eólicas capaces de producir 37.500 megavatios adicionales, - sea el equivalente a la potencia de 23 reactores nucleares de tercera generación.
 
Una turbina eólica de una potencia de 2 megavatios, produce anualmente una media de 4.400 megavatios/hora, - sea el consumo de energía eléctrica de aproximadamente unas 2.000 personas.
 
No arrojemos aceite de motor o restos de pintura en nuestros desagües domésticos: 1 litro de aceite cubre y contamina hasta 1000 m2 de superficie de agua.
 
Evitemos comprar frutas o verduras importadas y fuera de temporada, éstas consumen de 10 a 20 veces más petróleo que una verdura o una fruta producida localmente y consumida durante la estación.
 
Lavar la ropa en una lavadora a una temperatura superior a 30ºC supone un incremento del consumo de energía entre un 8 y 10%.
 
Si en todos los hogares de Estados Unidos se sustituyera una bombilla incandescente por otra de bajo consumo, se evitaría la misma contaminación que un millón de automóviles.
 
Se necesitan decenas de miles de años para que la capa fértil de suelo alcance 15 cm de profundidad. La actividad humana está agotando el suelo entre diez y veinte veces más rápido de lo que se recupera. El 10% de la energía destinada a la agricultura se usa para contrarrestar los efectos de la erosión del suelo. Como esa energía se produce con combustibles fósiles, el tratamiento del suelo supone una reducción del petróleo. Más de la mitad del área forestal original del planeta se ha convertido para otros usos. Al ritmo actual, un cuarto de lo que queda desaparecerá en los próximos 40 años.